Este tipo de soluciones tienen muchas aplicaciones con el fin de mejorar la gestión y el control de la cadena de suministro.

Este tipo de soluciones tienen muchas aplicaciones con el fin de mejorar la gestión y el control de la cadena de suministro.

El uso de tecnologías de localización de activos en tiempo real está en aumento, en gran parte debido a su potencial para demostrar el retorno de inversión y la eficiencia operativa. Gracias al sistema que proporciona información relevante sobre el negocio, las compañías pueden enfocarse en reducir de gastos, incrementar los ingresos y mejorar los flujos de trabajo.

En opinión de David Gozalo, vicepresidente de la Región Sur de Zebra Technologies, este tipo de soluciones tienen muchas aplicaciones con el fin de mejorar la gestión y el control de la cadena de suministro, desde la detección y solución de errores, a la seguridad y optimización del trabajo. Lo que beneficia en gran medida a los mercados especializados, como fabricación, logística, transporte, retail y asistencia sanitaria.

A pesar de todas las soluciones existentes, incluido el actual sistema de localización en tiempo real, RTLS, las empresas todavía encuentran dificultades a la hora de seleccionar la más adecuada según sus necesidades.

Evaluar la necesidad de tecnología de localización

Al plantearse si necesitan este tipo de tecnologías, las empresas deberán hacerse algunas preguntas como ¿cuáles son los artículos que quieren rastrear? ¿con qué frecuencia deben rastrearse? ¿qué problema está tratando de resolver la empresa? ¿Cuáles son los siguientes pasos a realizar y cuándo? y ¿se encuentra en el momento adecuado para la siguiente fase del proyecto?

En esta etapa del proceso de evaluación, las compañías deben observar aspectos como el punto en el tiempo, que se refiere a una indicación de la ubicación en un momento dado.

También deben considerar ciertos factores como su valor, la importancia crítica de los artículos que deben rastrearse, la movilidad en el trabajo y la efectividad de etiquetado de los artículos.

En esta etapa del proceso de evaluación, las empresas deben observar aspectos como el punto en el tiempo, que se refiere a una indicación de la ubicación en un momento dado. La ubicación persistente, que muestra una notificación continua de la ubicación a intervalos definidos por el usuario. La presencia o proximidad, que se refiere a elementos que se encuentran cerca de un transmisor o receptor en una ubicación conocida. Y, por último, la posición, que proporciona la ubicación precisa de un activo en relación a un punto de referencia de forma persistente.

Además, Zebra recomienda realizar un plan para para determinar qué activos necesitan localizarse y seguirse, junto con todos los detalles operativos necesarios para establecer el retorno de la inversión, ROI.

Las organizaciones también deben considerar otros factores que pueden no ser tan evidentes, como por ejemplo el seguimiento de personas, que puede generar problemas de privacidad. También puede haber regulaciones o restricciones sindicales al rastrear personas y ciertos bienes.

Elegir la tecnología de localización adecuada

Una solución clave es RTLS. Esta tecnología puede identificar y rastrear objetos, animales o personas en una amplia variedad de entornos, utilizando comunicación por radiofrecuencia. Las etiquetas y los puntos de referencia fijos pueden ser transmisores, receptores o ambos.

En las soluciones de localización es muy común el uso de redes WiFi, ya que las empresas ya cuentan con ellas y pueden aprovechar la red existente para realizar el seguimiento de visitantes o empleados.

Otra tecnología de RTLS es Ultra-Wide Band, UWB, que se usa en redes inalámbricas de bajo consumo de energía para lograr conexiones con gran ancho de banda. Las etiquetas UWB pueden proporcionar una gran precisión de localización en un rango medio, con un alto número de tiempos de transmisión para habilitar la ubicación exacta en tiempo real.

Bluetooth Low Energy, BLE, es una solución legible desde dispositivos con Bluetooth o teléfonos inteligentes. Las balizas transmiten información a dispositivos móviles o puertas de enlace dedicadas y las envían por Wi-Fi a una plataforma y, a su vez, la ubicación se deduce por la proximidad a un receptor o transmisor conocido.

En las soluciones de localización es muy común el uso de redes WiFi, ya que las empresas ya cuentan con ellas y pueden aprovechar la red existente para realizar el seguimiento de visitantes o empleados.

ISO 24730 es un protocolo inalámbrico estandarizado que funciona mejor que la red Wi-Fi en entornos industriales. Esta solución se utiliza mejor para el seguimiento de activos y es ideal para patios de remolque o instalaciones al aire libre donde se necesita precisión hasta el nivel de espacio de estacionamiento.

Recientemente, Zebra ha dado a conocer MotionWorks, una cartera de soluciones integrales flexibles y personalizables que integran datos operativos de múltiples fuentes. Engloba Ultra-Wideband, UWB, etiquetas UHF RFID, balizas BLE y cámaras para crear ideas para resolver las necesidades del negocio. Está desarrollada por la plataforma de inteligencia de datos conocida como Savanna y, además, emplea la tecnología RFID de vanguardia.

MotionWorks también proporciona a los fabricantes y las empresas de transporte y logística conocimiento sobre la ubicación exacta y el estado de sus activos, personas y bienes. Esto les ayuda a tomar decisiones más inteligentes y rápidas que mejoran la eficiencia operativa y los procesos de negocio al tiempo que aumentan el crecimiento de los ingresos.