La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha respondido a las consultas planteadas por la Organización Empresarial de Logística y Transporte, UNO, y al operador UPS, en relación con la naturaleza, financiación y regulación del sistema HomePaq de Correos, que permite la recepción y envío de paquetes a través de consignas.

En este sentido, Competencia considera que se trata de servicios que quedan fuera del ámbito del Servicio Postal Universal, por lo que sus costes no pueden ser financiados con el dinero que recibe la empresa por esta función.

No obstante, si el mercado plantease la prestación de servicios de paquetería SPU mediante HomePaq, sería necesario revisar el ámbito actual del Servicio Postal Universal.

En este momento, el estado del proyecto no permite valorar si puede suponer una ventaja competitiva para el operador, por lo que la comisión no cree que sea necesario regular el acceso a estos dispositivos.

En cualquier caso, se controlará que el operador no reciba compensaciones que no le corresponden, con el objetivo de preservar un clima favorecedor de la competencia en el sector.

Proyectos conjuntos para instalar consignas

Del mismo modo, la CNMC anima a los operadores a emprender proyectos conjuntos para la implantación de consignas domiciliarias, mediante soluciones tecnológicas abiertas.

Además, si la entrega o admisión de paquetes mediante sistemas de este tipo se convirtiera en indispensable para competir, Competencia propondría que los operadores instalados dieran acceso a sus dispositivos a sus rivales a cambio de un precio razonable.

En ese caso, Correos contaría con la ventaja de la notoriedad frente a otros operadores, por lo que la importancia de las obligaciones de acceso sería incluso mayor.