La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha revisado las tarifas aeroportuarias aplicables por Aena en el ejercicio 2021 y ha dado su visto bueno a la congelación de su importe a partir de marzo de 2021.

Como consecuencia de la situación excepcional producida por la pandemia durante 2020 y cuyos efectos previsiblemente continuarán afectando al tráfico aéreo en 2021, se ha establecido una aplicación simétrica de la congelación tarifaria en todas las prestaciones patrimoniales públicas, a diferencia de ejercicios anteriores.

Por tanto, la variación tarifaria aprobada del 0% se distribuye linealmente entre los distintos servicios aeroportuarios ante la imposibilidad de cobertura de los costes de las prestaciones patrimoniales públicas durante el ejercicio 2021.

En su resolución, Competencia ha supervisado el valor que utiliza Aena para cada uno de los parámetros de su fórmula de cálculo y únicamente ha modificado el Índice de Precios para aplicar un valor del 0,72% frente al 0,77% propuesto por el regulardor aeroportuario.

En consecuencia, la CNMC ha determinado que el ingreso máximo anual por pasajero ajustado que debe aplicarse a las tarifas de 2021 es de 10,27 euros por pasajero lo que supone congelar las tarifas de 2020 y, por tanto, una variación del 0%.

El organismo regulador ha evaluado el proceso de consultas de las tarifas aeroportuarias llevado a cabo entre Aena y las aerolíneas y ha concluido que ha seguido los procedimientos legales de transparencia y consulta, al tiempo que señala medidas de mejora que deberán adoptarse en los sucesivos procedimientos y, en particular, la información que deberá intercambiarse durante los mismos.

Durante el ejercicio 2019 Aena registró un superávit en sus actividades reguladas superior a los 280 millones de euros.