La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha realizado su medición anual de los indicadores de calidad del servicio postal universal correspondientes al ejercicio 2019.

El organismo regulador estima que el operador postal público ha mejorado sus plazos de entrega en cartas ordinarias y en paquetes postales nacionales de hasta 20 kilos de peso.

Sin embargo, en este último caso, Competencia estima que Correos sigue incumpliendo los plazos que fija la norma.

En concreto, según sus datos, un 65,39% de los paquetes de menos de 20 kilos se entregan en un plazo de tres días, frente al objetivo del 80% marcado reglamentariamente.

Así mismo, para entregas en cinco días el porcentaje se coloca en el 85,42%, a tenor de los registros de la CNMC, aunque la idea es que se alcance un 95%.

Consecuentemente, Competencia estima que Correos debe mejorar algunos aspectos del servicio postal universal, entre los que se incluyen la mejora de la disponibilidad y visibilidad de las hojas de reclamaciones y tarifas disponibles en sus oficinas o la disponibilidad de información sobre el horario de recogida mostrado en buzones de calle y de oficinas postales.

El organismo regulador contabiliza 224.168 reclamaciones contra el operador postal público, un 23% más que en 2018.