La Comisión Nacional de los Mercados y la Comptencia ha realizado un informe sobre la contratación interna realizada entre determinadas sociedades del Grupo Correos, con el fin de verificar que sus relaciones contractuales respetan los principios generales de la contratación pública, como sociedades públicas que son.

Desde principios de este año, la normativa de contratación pública permite la adjudicación directa de contratos entre sociedades del mismo Grupo, siempre que se cumplan determinados requisitos, entre los que está que no se distorsione la competencia en los mercados.

Así pues, el organismo regulador ha tenido en cuenta el argumento del Grupo Correos en relación con la existencia de una separación (contabilidad analítica y cuentas separadas) entre sus actividades genuinamente mercantiles y las que desarrolla como operador designado por el Estado para prestar el Servicio Postal Universal en España, así como que los contratos analizados tienen como finalidad principal atender a las necesidades de las sociedades del Grupo para realizar sus actividades genuinamente mercantiles.

En concreto, la Comisión ha centrado su informe en las relaciones intragrupo entre la matriz Correos y sus tres filiales Correos Express, Nexea y Correos Telecom.

Dadas estas circunstancias, Competencia no ha observado «indicios de que los precios de estos contratos no sean de mercado» y, por lo tanto, concluye que «no se aprecian preliminarmente distorsiones a la competencia».