La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha desestimado la solicitud de Correos de excluir los meses de junio a diciembre de las mediciones de los plazos de entrega de los productos incluidos en el servicio postal universal para el ejercicio 2020.

Con motivo de la declaración del estado de alarma y de los efectos de la pandemia, Correos solicitó a Competencia a mediados del pasado mes de febrero que se excluyeran los meses de junio a diciembre de 2020 en las mediciones de los plazos de entrega de los envíos nacionales y transfronterizos incluidos en el servicio postal universal.

Sin embargo, el organismo regulador considera que la información aportada por el operador postal público no acredita que, en el proceso de medición de los plazos de entrega a nivel nacional, haya habido discontinuidades en los meses de referencia causadas por la crisis sanitaria, las decisiones de las autoridades, ni por las incidencias expuestas sobre su capacidad para prestar el servicio postal universal.

En cuanto a los envíos transfronterizos, Competencia defiende que la International Post Corporation en su análisis de los plazos de entrega de los envíos de carta prioritaria para todo 2020 en Europa no ha excluido de las mediciones ningún mes del ejercicio por causa de fuerza mayor.

Consecuentemente, la Comisión considera que no se dan las condiciones exigidas por la norma técnica para excluir dichos meses de las mediciones, aunque, al tiempo, abre la puerta a considerar el impacto de las circunstancias que ha comunicado Correos, causadas por la crisis sanitaria.

Correos ya planteó una solicitud similar, relativa a los meses de marzo, abril y mayo de 2020, que también fue desestimada por el organismo regulador el pasado mes de octubre.