La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha puesto condiciones de acceso a los talleres de Erion, empresa participada por Renfe Mantenimiento y Stadler, y la impone una serie de obligaciones de transparencia y acceso para evitar que discrimine a los operadores ferroviarios privados.

Competencia ha tomado esta decisión tras analizar la solicitud de la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas, que alertaba de supuestas prácticas contrarias a la regulación llevadas a cabo por Erion, toda vez que las empresas ferroviarias que compiten con Renfe en los servicios de mercancías adquirieron 30 locomotoras al fabricante Stadler hace años, cifra que representa más del 30% del parque de locomotoras que utilizan las empresas privadas, alternativa a la filial de mercancías del operador público.

El servicio de mantenimiento de locomotoras debe llevarse a cabo de forma no discriminatoria y cumplir determinadas obligaciones de transparencia, entre las que se incluye la publicación de una ficha en la que indiquen las condiciones de acceso y prestación del mantenimiento.

Sin embargo, Erion había publicado esta información únicamente para los talleres deFuencarral y Pla de Vilanoveta, aunque también mantiene las locomotoras de los competidores de Renfe Mercancías en los talleres de Lugo de Llanera (Oviedo), Madrid-Vicálvaro, Orense, Granada, Valencia y Salamanca, alquilados a Renfe Mantenimiento.

Competencia estima que Erion es el explotador de esos talleres y debe publicar las condiciones en que presta el mantenimiento en dichos espacios para evitar situaciones discriminatorias en un servicio esencial para las empresas ferroviarias.

Así mismo, el organismo regulador ha llegado a la conclusión de que Renfe tiene capacidad para influir en los aspectos básicos de la prestación de servicios de mantenimiento que lleva a cabo Erion, por lo que obliga a esta empresa conjunta del operador público con Stadler a publicar los modelos de contrato de acceso y condiciones generales de contratación, así como los principios que rigen el sistema de penalizaciones que aplica cuando incumple sus compromisos en las operaciones de mantenimiento.

Adicionalmente, Competencia también requiere a Erion que garantice el acceso al personal de las empresas de mercancías a sus talleres para que puedan inspeccionar y supervisar esos trabajos.