La Autoridad Portuaria de Bilbao ha otorgado a Consignaciones Toro y Betolaza la modificación que había solicitado el pasado mes de febrero de la concesión que tiene la compañía en el muelle A-6 de la ampliación de la dársena vasca.

Con esta petición, la compañía quiere ampliar la superficie concesional que disfruta en el enclave portuario vizcaíno en unos 70.150 m².

Como consecuencia, Consignaciones Toro y Betolaza ocupa una concesión con una superficie total de 180.533 m² en el muelle A-6 de la ampliación del enclave portuario vizcaíno.

Consignaciones Toro y Betolaza opera como empresa estibadora en los puertos de Bilbao, Pasajes, Gijón, Avilés y Lisboa, en los que realiza labores que incluyen el manejo de contenedores, cargas convencionales, cargas de proyecto, así como graneles sólidos.

Grupo Toro y Betolaza se fundó en Bilbao en 1950 y la empresa familiar originaria se orientó inicialmente como importador y distribuidor de materias primas, para el consumo local, y más tarde para el industrial.

En los últimos años, el grupo empresarial vizcaíno se ha diversificado y ha ido ganando una mayor presencia nacional e internacional, así como una capacidad de servicio de mayor envergadura para cada vez más sectores.