Los sindicatos UGT, CCOO y ELA se han reunido con Correos Express en la sede central de la compañía, ubicada en Madrid, para recibir información sobre los resultados de la empresa en el ejercicio 2013 y primer semestre de 2014. En esta reunión, la compañía ha revelado a los trabajadores los datos que reflejan 1,6 millones de euros de pérdidas en este primer semestre

Por ello, desde los sindicatos consideran preocupante que la deuda «se esté consolidando de manera estructural en la empresa», por las consecuencias negativas que pueda tener a corto o medio plazo, a pesar de que «el incremento de la facturación es una realidad», según señalan desde UGT.

Con respecto al plan de viabilidad aprobado por la empresa, que contempla una serie de procedimientos para ahorrar costes y mejorar la competitividad, desde el sindicato consideran los objetivos del mismo «creíbles» si bien han señalado que los procedimientos «se implantan con lentitud», lo que puede poner en riesgo la consecución de los mismos.

Por otro lado, el plan de viabilidad recoge la externalización de servicios como Atención al Cliente, entre otros, por lo que desde el sindicato temen que esta iniciativa «sea sólo el principio de otras externalizaciones generalizadas que afecten a distintas bases de la empresa en todo el territorio nacional».

Del mismo modo, han mostrado su preocupación por la «dilación del proceso de unificación» entre los distintos servicios que surgen como resultado de la integración en la nueva marca Correos Express, «no ejecutándose debidamente las supuestas sinergias que iban a surgir para optimizar la operatividad de la empresa«.

Desde el sindicato consideran clave «potenciar y dotar de recursos» al Departamento Comercial de Correos Express «para obtener resultados a corto plazo«, eliminando en la medida de lo posible los procedimientos burocráticos asociados a este servicio.