Correos sigue dando pasos adelante para contar con una flota sostenible que le permita reducir el impacto medioambiental de sus actividades de reparto postal y de paquetería, adaptándose, al tiempo, a las exigentes normativas que proliferan.

La empresa pública tiene previsto incorporar próximamente a su flota 400 nuevas motocicletas eléctricas en renting de larga duración a 60 meses.

La entrega de las unidades está prevista para primeros de diciembre, con lo que el operador postal alcanzará un total de 1.300 motos eléctricas en su flota de reparto y que además se sumarán a los más de 1.260 vehículos eléctricos de la empresa pública.

Con este impulso a su flota eléctrica de reparto, Correos da respuesta al creciente número de limitaciones al tráfico de vehículos de combustión existente en cada vez más poblaciones españolas, especialmente en el centro de las grandes ciudades.

De igual manera, el operador postal estima que esta apuesta por la sostenibilidad de su flota le otorga una ventaja competitiva frente a otras empresas de reparto de última milla.