Correos ha iniciado un proyecto piloto en el que probará 48 carros de reparto asistidos para facilitar el reparto en siete localidades de España. De momento, ya han comenzado a utilizarse en el municipio sevillano de Dos Hermanas y en Valencia, pero hasta mediados de diciembre, se implantarán en centros de Madrid, León, Vitoria, Santa Cruz de Tenerife y Cornellá, en Barcelona.

De los 48 carros, 24 han sido fabricados por Mooevo y otros 24 por Scoobic, dos start-ups españolas que han desarrollado dos soluciones de movilidad diferentes y resultaron ganadoras en diferentes ediciones del ‘Reto Lehnica’ del operador.

Mientras Mooevo utiliza una plataforma autoequilibrada unida al armazón en el que se encaja el carro de reparto, Scoobic opta por un patinete eléctrico. Ambas se consideran de cero emisiones y están pensadas para ser utilizadas en núcleos urbanos, especialmente en áreas con pocos envíos por kilómetro recorrido, como zonas de viviendas unifamiliares o polígonos industriales.

También son adecuadas para áreas de reparto en las que se deben recorrer distancias altas o que estén alejadas de la unidad de la que sale el cartero. El operador pretende evaluar su funcionamiento durante un año para valorar la reducción de los esfuerzos necesarios para desplazar los carritos y la mayor facilidad en la distribución de última milla.

Actualmente, está impartiendo la formación necesaria a la plantilla de reparto de las siete unidades seleccionadas para el proyecto piloto. En las primeras pruebas, los carteros ya han valorado su facilidad de uso y su ayuda para mitigar el cansancio.

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px