La crisis sanitaria ha puesto de manifiesto la importancia del sector logístico para proveer a la sociedad de productos de primera necesidad y artículos relacionados con el ocio, la formación o el trabajo.

En este contexto, el operador postal público ha efectuado una inversión superior al millón de euros para mejorar su capacidad de clasificación en Andalucía, especialmente en las provincias de Sevilla, Huelva, Cádiz y Córdoba, así como en Ceuta.

En concreto, acaba de poner en funcionamiento una nueva máquina de clasificación de paquetería de pequeño tamaño en el Centro de Tratamiento Automatizado de Sevilla que puede llegar a clasificar 10.000 paquetes a la hora, dirigiéndolos a alguna de sus 106 salidas.

Los paquetes, que pueden pesar entre 20 gramos y 10 kilogramos, acceden al circuito por alguno de los ocho puestos de alimentación de la máquina, que mide cerca de 70 metros lineales y puede leer los códigos de barras mediante una cámara en la cara superior e inferior, además de realizar el pesado y la medida volumétrica de cada envío.

Cabe recordar que en el CTA de Sevilla, que cuenta con más de 11.500 m² y está ubicado en el Polígono Industrial de La Negrilla, se clasifican diariamente alrededor de un millón de envíos de diferentes formatos.

Este centro dispone de 19 muelles de carga y descarga para camiones y furgonetas que a través de rutas provinciales, zonales y nacionales mantienen unida la provincia con todos los puntos de España a nivel postal.