Los intereses de los alcaldes de los ocho municipios de las Tierras del Ebro por donde transcurre la N-340, les han llevado de nuevo a la movilización, bajo el lema «No más muertos, basta de peajes«, en la que han coincidido con las de los transportistas.

La densidad de camiones, cercana al 30% en algunos puntos, les ha llevado a realizar este pasado viernes 11 de diciembre, ocho cortes simultáneos de la circulación en los ocho municipios afectados, desde Alcanar hasta l’Ametlla de Mar.

A estos se ha unido una marcha lenta de un centenar de camiones por la única vía rápida que pueden escoger los conductores para circular en ese tramo de medio centenar de kilómetros, la autopista AP-7.

Los transportistas, que han contado con el apoyo explícito de la CETM, rechazan la criminalización que se está haciendo con el sector del transporte en esta cuestión a la vez que se proponen “soluciones reales e inmediatas”, que pasan por liberar algunos tramos de autopista y con el objetivo de facilitar un tráfico fluido y más seguro.

En esta ocasión, el levantamiento de los peajes ha sido la reclamación unitaria de los alcaldes y los vecinos que se han distribuido por los diferentes cortes. Las intenciones del Ministerio de Fomento de demorar la aplicación de las anunciadas bonificaciones a los vehículos pesados que pudieran desviarse hacia la AP-7 para descongestionar la N-340, además del parón en la construcción del tramo pendiente de la autovía A7, que transcurre por esta zona, han sido el detonante para esta nueva protesta.

La exigencia de soluciones es unánime y el parche de Fomento, que rellena de rotondas la carretera para reducir la velocidad de los vehículos, gusta poco o nada. Las asociaciones de vecinos abogan por la gratuidad total de la AP-7 anque los ayuntamientos, en línea con lo manifestado desde la Consejería de Territorio, apoyan bonificar la circulación de los vehículos pesados por la autopista.

Los cortes en la N-340 han provocado colas de vehículos a lo largo de 9 kilómetros en la N-340 en dirección sur y 4 en dirección norte, mientras que la marcha lenta en la autopista ha causado una retención de 9 kilómetros en l’Hospitalet de l’Infant en sentido sur.