Las localidades por las que pasa la N-121A en Navarra han decidido incrementar la presión que viven los transportistas que utilizan esta vía en su intención de conseguir que se desvíe el tráfico pesado hacia el peaje de la AP-15.

Con este fin, diversos ayuntamientos navarros han convocado movilizaciones el próximo viernes, 16 de abril, por la tarde, para cortar la circulación en este carretera en once puntos diferentes.

Según informa Anet, las concentraciones de unos cinco minutos de duración tendrán lugar el próximo viernes 16 de abril a las siete de la tarde en Ezcabarte, Olaibar, Odieta, Anue, Lantz, Ultzama-Arraitz, Baztan, Doneztebe-Sunbilla, Igantzi, Etxalar y Lesaca-Vera, además de en Huarte.

El transporte navarro observa cómo se intensifica la presión en lo que CETM ha calificado de «campaña de acoso y derribo», en nuevo movimiento que sigue a la intención de las autoridades autonómicas navarras para prohibir la circulación de camiones durante los fines de semana en la N-121A.

Frente a ello, la patronal «exige que se busquen otras soluciones que no pasen por discriminar al transporte y aboga por el diálogo con las organizaciones del sector para evitar que una medida tan injusta» y alerta de que «la aprobación de los peajes o la prohibición de los vehículos pesados no solo perjudicará a nuestras empresas, sino que repercutirá en el conjunto de la economía y sociedad navarra».