Los servicios de avituallamiento a buques realizados en el puerto de Cartagena durante el año 2020 se han incrementado en más de 15%, dato que contrasta con la caída de un 21% en el conjunto del sistema portuario.

Así pues el año pasado se han suministrado más de 210.000 toneladas de combustibles, agua y piensos a 150 buques que han operador en el recinto cartagenero, con lo que el enclave se coloca a finales de 2020 como el séptimo puerto por importancia en el ranking nacional de operaciones de avituallamiento.

Los responsables de la dársena estiman que la obra de modernización de la red de abastecimiento de agua permitirá mejorar el servicio que ofrece a los buques que atraquen en sus muelles, ampliando las tomas de agua para el avituallamiento a los barcos que suponen los puntos de mayor consumo en ambas dársenas.

Por otro lado, el puerto de Cartagena tiene desde hace largo tiempo un importante papel en el bunkering de gas natural licuado, junto con Repsol y Enagás, merced al suministro como combustible a un buque desde una planta de regasificación, enmarcado en el proyecto europeo CORE LNGas Hive, cofinanciado por la Comisión Europea.