El proyecto de movilidad aérea sostenible de Volocopter recibirá una inversión de 87 millones de euros por parte de DB Schenker, que se suma a Mitsui Sumitomo Insurance Group, MS & AD Ventures y Translink Capital como nuevos inversores.

La empresa, fundada en 2011, ya contaba con el apoyo de Lukasz Gadowski y Btov, y ha recaudado hasta la fecha 122 millones. Las nuevas inversiones recibidas se destinarán a la certificación comercial del taxi eléctrico aéreo VoloCity, a la contratación de más expertos en la industria y al desarrollo de una segunda generación del VoloDrone, un dron especializado en carga pesada.

El proyecto de VoloCity consiste en el desarrollo de aviones eléctricos autónomos de despegue y aterrizaje vertical, para ofrecer servicios de taxi aéreo en las principales capitales del mundo. Recientemente, se ha realizado un vuelo público sobre el embalse de Marina Bay, en Singapur, demostrando la eficiencia de esta tecnología.

Además, ya se han realizado otras operativas en el aeropuerto de Helsinki y en Stuttgart, si bien la intención es inaugurar la primera ruta comercial dentro de un periodo de entre dos y cuatro años.

Por otro lado, en octubre de 2019 se presentó el prototipo del VoloDrone, que puede utilizarse en las áreas de logística, agricultura, servicios públicos y construcción. El objetivo de DB Schenker es integrar este sistema en su cadena de suministro futura para atender las demandas de nuestros clientes en entregas rápidas, remotas y neutras en emisiones.

Cambios en el Consejo Asesor

Jochen Thewes, consejero delegado del operador, se ha incorporado al Consejo Asesor del proveedor de servicios aéreos, junto a Yifan Frank Li, vicepresidente de Geely Holding Group, y dos miembros independientes: el ex-consejero delegado de Daimler, Dieter Zetsche, y el fundador de CAS Software, Martin Hubschneider.

Esta renovación en la gerencia ayudará a la compañía a mejorar su posición en el mercado mundial de la movilidad aérea urbana y a prepararse para una posible OPI futura.