La Guardia Civil de Córdoba ha acabado con un grupo criminal que se dedicaba al robo con violencia a conductores de camión estacionados en áreas de descanso de diversas provincias andaluzas.

La operación se inició el año pasado, cuando se conoció un robo con violencia cometido en un área de descanso de la autovía A-4.

En este caso, el conductor del camión que transportaba electrodomésticos, al parecer, había sido agredido y posteriormente amenazado con un arma blanca mientras descansaba en el interior del vehículo, por lo que tuvo que recibir asistencia médica.

Las investigaciones permitieron comprobar que el robo podía atribuirse a un supuesto grupo delictivo de la localidad granadina de Pinos Puente, con una amplia relación delictiva desarrollada anteriorimente.

En consecuencia, la Guardia Civil puso en marcha un dispositivo de actuación y seguimiento que permitió identificar a los cuatro integrantes del grupo y detenerlos en Pinos Puente.

El Equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Córdoba continúa con las investigaciones para averiguar si los ahora detenidos pudieran estar implicados en otros robos con fuerza cometidos en camiones estacionados en áreas de descanso de Córdoba y otras provincias andaluzas.