reparto urbano con DHL

Recientemente, Deutsche Post DHL ha anunciado sus planes de invertir en la construcción de centros certificados y en el desarrollo de sistemas de distribución en Asia-Pacífico, con el objetivo de mejorar su posición dentro del sector del e-commerce en la región, en donde actualmente este negocio está experimentando un rápido crecimiento.

En un primer momento, la compañía llevará a cabo una prueba piloto en la India del modelo de negocio de e-commerce que se diseñará para la región del Asia-Pacífico, a través de la compañía Blue Dart Express, en la que el operador alemán cuenta con un 75% de las acciones. Este modelo ofrecerá la gestión del stock y el servicio de entregas, además de soluciones de ‘e-facilitation’ y de diversas opciones para realizar el pago del pedido.

De esta forma, está previsto que se inviertan alrededor 100 millones de euros durante dos años en la construcción de nuevas infraestructuras en la India, entre ellas, 15 almacenes certificados en algunas ciudades principales como Nueva Delhi, Bangalore y Mumbai.

Blue Dart Express

La empresa india ya cubre alrededor de 34.000 ciudades y está especializada en la primera y última milla. Esta mayor cooperación con Deutsche Post DHL proporcionará conocimientos de logística integrada, por lo que se ampliará la cartera de servicios de Blue Dart con más opciones de entrega de pedidos y el servicio de contrarrembolso.

A grandes rasgos, según los estudios realizados por la compañía alemana, los compradores on-line de la India consumen, sobre todo, electrónica y moda, utilizando, en mayor medida, el ‘smartphone’ para realizar sus compras. Además, los consumidores prevén que su pedido llegue en cinco días, que se les ofrezca diversas opciones para seguir su paquete y que se dé la posibilidad del envío gratuito. Otras oportunidades de crecimiento identificadas son ofrecer servicios contrarrembolso o la posibilidad de pagar con tarjeta.

La mayoría del comercio electrónico de la India es doméstico, con un sólo consumidor extranjero, aunque se esperan posibilidades de crecimiento en las ventas internacionales. En general, el país cuenta con 250 millones de usuarios conectados a Internet, que en 2013 han gastado cerca de 2.300 millones de euros; se espera que en 2018 esta cifra aumente hasta los 4.100 millones.

Todos los países asiáticos se encuentran en diferentes etapas de evolución en lo que respecta al e-commerce, por lo que la estrategia de Deutsche Post DHL será adaptar su oferta de servicios a cada país. La previsión es que en los próximos cinco años, el comercio on-line en la región de Asia-Pacífico crezca un 10% anualmente, superando a los mercados de Norteamérica y Europa.