DHL SC centraliza sus operaciones de transporte en la península ibérica con la puesta en marcha de una ‘torre de control’

DHL pone en marcha una torre de control para centralizar en Madrid sus operaciones de transporte en la península ibérica, con la que espera gestionar un volumen anual de más de 2,1 millones de operaciones y más de 254.000 rutas cada año.

Lunes, 21/03/2022 por CdS

Con la torre de control, el operador busca hacer frente con eficacia a posibles interrupciones en la cadena de suministro.

DHL Supply Chain Iberia ha puesto en marcha una torre de control para centralizar en Madrid la gestión de las operaciones de transporte del operador para la península ibérica y archipiélagos, asú como en el transporte internacional.

El nuevo eje central implica la integración de todos los procesos logísticos del operador y ofrece visibilidad de la cadena de suministro de principio a fin, así como capacidad de análisis en tiempo real de la red de transporte para sincronizar el transporte y minimizar los riesgos operativos.

La nueva torre de control de DHL da servicio a todos los sectores de actividad, gestionará un volumen anual de más de 2,1 millones de operaciones y establecerá más de 254.000 rutas cada año para los sectores de automoción e ingeniería, consumo, sanitario y farma, retail y de tecnologías de la información con las que trabaja la compañía.

En este sentido, DHL estima que la plataforma digitalizada permite crear un modelo de gestión que incluye desde la planificación y optimización de rutas hasta las tareas administrativas ligadas a la logística de distribución, pasando por la contratación y gestión de proveedores y la gestión personalizada de cada uno de los clientes de DHL y de los clientes de estos.

La nueva torre de control, ubicada en Madrid, integra a una plantilla de 70 especialistas y supone un paso adelante del operador para anticiparse a las cambiantes necesidades del mercado y disminuir o incluso anular el impacto de los cada vez más habituales riesgos de interrupción de una cadena global de suministro, como los fenómenos meteorológicos, las catástrofes naturales o los ciberataques.