Maria Segui, DGT

El Ministerio del Interior investiga irregularidades en proyectos financiados por la DGT.

La directora general de Tráfico, María Seguí, ha dimitido este viernes 22 de julio, tras iniciar el Ministerio del Interior hace apenas unos días una investigación sobre la financiación por parte de la DGT de ciertos proyectos de investigación del Instituto Universitario de Investigación en Ingeniería de Aragón.

La inspección comenzó a partir de las informaciones divulgadas en algunos medios, que apuntaban a que el organismo habría financiado, sin concurso público, tres proyectos sobre educación vial infantil en este centro, perteneciente a la Universidad de Zaragoza, donde trabajaba Francisco López Valdés, marido de Seguí. La cifra asciende a 49.950 euros.

Al salir a la luz pública las acusaciones, López Valdés aseguró que no había recibido «ni un solo euro» por las presuntas adjudicaciones «a dedo» a proyectos en los que él trabajaba y afirmó que durante su trabajo en la Universidad de Zaragoza, cobraba el sueldo correspondiente a una beca de la Unión Europea que le exigía exclusividad.

En este contexto, a primeros de julio, Tráfico ha cesado a la subdirectora adjunta de Conocimiento Vial, Marta Carrera, tras una investigación abierta sobre posibles irregularidades en la concesión de cursos para recuperar los puntos del carné de conducir.

En este caso, la investigación comenzó tras unas escuchas entre Carrera y el presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), José Miguel Báez, en las que se les oye pactar las condiciones que serán exigidas a las autoescuelas, y que posteriormente aparecen en los pliegos técnicos firmados por la subdirectora.