En el marco de su estrategia de crecimiento para potenciar el producto internacional, el Grupo Disayt ha obtenido la autorización estatal para funcionar como depósito aduanero.

Esto le permitirá ofrecer una solución integral de valor añadido de transporte aéreo, marítimo y terrestre, así como de almacenamiento, además de poder realizar las correspondientes gestiones administrativas asociadas a la materia.

El servicio está dirigido a empresas importadoras de mercancía de un alto valor y con niveles de rotación dilatados en el tiempo, que implica diversas ventajas financieras en torno a la liquidación del IVA y los aranceles.

Todas las empresas que tienen relación comercial con países ajenos a la comunidad europea deben realizar una serie de trámites aduaneros asociados a los flujos de mercancía.

Dentro de las diferentes soluciones existentes, el depósito aduanero ofrece la posibilidad de almacenar las mercancías por tiempo ilimitado hasta darles el destino final, dentro o fuera del territorio aduanero de la Unión Europea. Este servicio, además, ha ganado especial relevancia últimamente por la salida de Reino Unido de la Unión Europea.