Solo Balearia y Trasmediterránea han presentado sendas ofertas al procedimiento de licitación del nuevo contrato para la conexión marítima de la ciudad de Melilla con la península.

El servicio cubre el transporte marítimo regular de pasajeros, vehículos en régimen de pasaje y carga rodada que debe prestarse entre el puerto de Melilla y los puertos de Málaga, Almería y Motril.

Sin embargo, la naviera perteneciente al Grupo Armas no ha presentado la garantía provisional exigida en los pliegos correspondientes al lote que cubre los servicios desde Melilla a Almería y Motril, por lo que estas líneas irían a parar, si así lo determina la Dirección General de la Marina Mercante, a Balearia.

Sin embargo, en el caso de la línea entre la ciudad autónoma y Málaga, Trasmediterránea sí que ha logrado subsanar la documentación aportada erróneamente al comienzo por lo que entra en licitación con Balearia.

Con estos contratos se quiere garantizar la conexión de la ciudad autónoma a través de las tres líneas de navegación de interés público que la unen con Málaga, Almería y Motril, al tiempo que, según la Administración, aporta flexibilidad y permite optimizar los servicios.

El contrato cuenta con una duración inicial del contrato que se extiende entre el 1 de abril de 2021 y el 31 de marzo de 2022 y  contempla un presupuesto base de licitación de 11.476.000 euros, lo que representa aproximadamente un importe de cuatro millones de euros para cada una de las tres líneas.

De igual modo, se han fijado unas frecuencias mínimas en servicios directos sin escalas intermedias con seis rotaciones semanales en la línea Málaga-Melilla, tres rotaciones semanales en la línea Almería-Melilla y otras tres rotaciones semanales en la línea Motril-Melilla.

Como prestaciones adicionales, también se contemplan servicios de refuerzo durante los periodos vacacionales de Navidad y de Semana Santa, así como durante otros periodos vacacionales, cuando se estime que se pueda producir una gran demanda que pueda colapsar los servicios normales.