Nuevas instalaciones de DSV Air Sea en Zaragoza

El pasado mes de marzo, DSV Air&Sea inició los requerimientos necesarios para obtener, por parte del Departamento de Aduanas, la autorización necesaria para operar como Depósito Aduanero y Distinto del Aduanero desde su sede en Zaragoza.

Ha sido hace escasos días, cuando la multinacional logística ha recibido la confirmación por parte de la entidad de la obtención de la autorización, lo que supone para el depósito de Zaragoza un nuevo impulso como enclave estratégico, al mismo tiempo que reafirma la consolidación de esta sede de DSV Air & Sea, que está superando las expectativas e incrementado sustancialmente el volumen de negocio, pese a las dificultades económicas actuales”.

DSV Air&Sea inauguraba en octubre de 2012 estas nuevas instalaciones en Zaragoza, que, suman, con estas autorizaciones, nuevos servicios para sus clientes. El nuevo centro logístico se adecúa así al crecimiento de la delegación en los últimos años, ofreciendo una amplia gama de servicios.

Así, el almacén dispone de 5.000 m², con estanterías para mercancía paletizada con una altura libre interior de 11 m, posibilidad de almacenaje en el suelo, sistema de gestión por radiofrecuencia y vigilancia 24 horas. Paralelamente, el centro aragonés cumple con todas las certificaciones de calidad, seguridad y medioambiente, lo que se traduce en un incremento cualitativo para la compañía.

En este sentido, destaca la intermodalidad, gracias a las conexiones ferroviarias con origen y destino a los puertos de Bilbao y Valencia, así como el fuerte desarrollo de los servicios Short Sea Shipping intraeuropeos.

Igualmente, el aeropuerto de Zaragoza representa un hub destacado en la red de DSV, gracias a sus conexiones y versatilidad, lo que facilita una amplia oferta de servicios aéreos a todos sus clientes.