Sesé iniciará su servicio intermodal entre España y Alemania el próximo 26 de septiembre

Alvaro Sarriá, director general comercial de Transportes Sesé, durante su participación en un seminario hispano-alemán de automoción celebrado el pasado jueves en Madrid.

El próximo 26 de septiembre inicia su andadura el servicio intermodal para el transporte de mercancía entre España y Alemania puesto en marcha por Transportes Sesé, en unión con Comsa Rail Transport y con la compañía francesa Naviland Cargo, a través de una joint venture que las tres compañías anunciaron hace pocos días. En concreto, la primera ruta de este nuevo servicio conectará las estaciones intermodales de Morrot en Barcelona con la de Korverheins, en el sur de Alemania, cerca de Stuttgart.

Según ha asegurado a cadenadesuministro.es Alvaro Sarriá,  director general comercial y desarrollo de Transportes Sesé, “en un primer momento, lo que vamos a hacer es traspasar nuestras cargas actuales al tren, porque es complicado en este momento llenar un tren, con el fin de darle vida al proyecto, pero el objetivo es que poco a poco se vaya haciendo una labor comercial directamente desde la joint venture para conseguir mercancías exclusivas en este servicio”.

El servicio tendrá en esta primera etapa dos frecuencias semanales en ambos sentidos y se ha diseñado como un tren multicliente con cajas móviles. Asimismo, será un servicio abierto a todos los sectores susceptibles de cargas ferroviables.

Según Sarriá, Sesé es el primer operador logístico privado español que es capaz de unir España con Alemania con una solución intermodal. “Combinamos la flexibilidad de la carretera porque iremos a cargar y descargar a nuestros clientes en camión convencional , con caja móvil, y de ahí lo subiríamos al tren”. Una vez transbordado al tren, asegura, se aprovecharan las ventajas que el tren tiene como la reducción del consumo, la estabilidad en el precio, la sostenibilidad y la descongestión en la carretera.

Proyecto piloto con camiones más ligeros

Por otro lado, el responsable de Sesé, ha adelantado que ha llegado a un acuerdo con un fabricante europeo de camiones y otro de semirremolques para el suministro de equipos aligerados y así poder cargar más mercancías en ellos. “Es una prueba piloto con ocho camiones y semiremolques que realizaremos el próximo mes de noviembre con el propósito de poder reducir nuestras emisiones de CO2”, indica. El objetivo es llevar más mercancías consumiendo lo mismo y, por lo tanto, “reduciendo el coste por unidad transportada con lo que además, se reducirá las emisiones de CO2  al necesitarse menos trayectos para transportar las cargas”.

Por último, otras de las últimas novedades de Sesé en su proceso continúo de diversificación de sus actividades, es la creación de la nueva unidad de negocio de Servicios Industriales, con la que se quiere completar la cadena de valor que ofrece a sus clientes, realizando operaciones que requieren de un alto grado de especialización e innovación, como son el montaje y premontaje de piezas, ensamblaje, pintura de piezas plásticas y pintura por cataforesis.

El desarrollo de esta nueva unidad de servicio ha sido posible tras la adquisición de la planta que Yamaha tenía en la localidad barcelonesa de Palau-solità i Plegamans. Nuestro objetivo, señala Sarría, “es de participar en todas los eslabones de la cadena de suministro, y creemos que con esta unidad podemos crear sinergias aportando operaciones de valor añadido para ayudar a nuestros clientes a reducir costes”.

Hay que recordar que Yamaha se comprometió a apoyar el arranque de la nueva actividad por parte de Sesé, de modo que desde la planta se seguirán pintando piezas de plástico durante los próximos tres años para el fabricante japonés, y gestionará el aprovisionamiento, control de calidad y secuenciación de piezas de proveedores locales para el grupo Yamaha.