entrega-paqueteria

Los retrasos en las entregas de pedidos afectan a un 38,9% de los usuarios del canal de comercio electrónico.

La progresiva implantación del comercio electrónico ha tenido un fuerte impacto en los hábitos de consumo, de tal modo que a la tradicional preponderancia del precio como elemento crítico para decidir cualquier compra, se ha venido a sumar la comodidad que ofrece un canal como el de on-line, en el que es la mercancía la que habitualmente se mueve hacia el consumidor y no a la inversa, como en el comercio tradicional.

Solo así pueden leerse datos como los que arroja el Observatorio sobre hábitos en el eCommerce de Trusted Shops y que indican que solo un 19,7% de los consumidores españoles de productos de comercio electrónico reconoce no haber tenido nunca problemas con el pedido en una tienda on-line.

A la contra, el dato refleja, por tanto, que un 80,3% de los usuarios del canal de e-commerce suele tener problemas con sus envíos de productos adquiridos a través de internet y, sin embargo, la cuota de este segmento no para de crecer con fuerza en los últimos años.

En este sentido, el análisis refleja que los incidentes más comunes a los que suele enfrentar el consumidor on-line son los relacionados con los retrasos en el tiempo de entrega, que afecta a un 38,9% de los compradores de este canal, a los daños en los pedidos, que sufren un 25,4% de estos usuarios, o a que se ha pagado el producto y no se ha recibido, falta que extiende sus afectos hasta un 18% de los consumidores.