Continúan los fallos con el sistema de sanciones de Madrid Central y en este caso, relacionados con las empresas de mudanzas. CETM-Madrid, confederación a la que pertenece la Organización Castellana de Empresas de Mudanzas, ha denunciado que el Ayuntamiento ha multado a varias empresas de este tipo por entrar en Madrid Central, a pesar de tener los permisos en regla.

Desde el consistorio, asumen los fallos y errores en la tramitación de algunas denuncias, pero alegan que no por ello dejan de ser legítimas las sanciones impuestas. En su opinión, tampoco disminuye la responsabilidad de los infractores por desconocer unas «normas tan abundantemente publicitadas«.

Las empresas denunciadas en ningún momento buscan un trato especial, sino que pretenden que se cumpla la legalidad, que se sancione a los que entren sin permisos y que se persiga la ilegalidad de las empresas de mudanzas.

Precisamente una de las primeras medidas que adoptó el actual equipo municipal fue la suspensión del régimen sancionador por considerar que no estaba dotado de suficientes garantías, aunque semanas después esta medida fuera suspendida por los tribunales.

Ahora, se han vuelto a poner de manifiesto estas carencias, ya que el permiso anual de ocupación de la vía pública para realizar servicios de mudanzas, habilita para acceder a Madrid Central, salvo a vehículos sin distintivo de hasta 3,5 toneladas.

Sin embargo, en muchos casos la Dirección General de Gestión y Vigilancia de la Circulación del Ayuntamiento no lo está teniendo en cuenta. Los empresarios se sienten «totalmente indefensos ante un ataque tan duro» hacia un sector que está intentando sobrevivir y que observa «con impotencia» como prolifera la competencia desleal.