Sustituir filtros de habitaculo mejora las condiciones del vehiculo

Según los expertos de Mann-Filter, los conductores sólo cambian los filtros de habitáculo, de media, cada seis años aproximadamente. Por ello, los talleres y distribuidores deberían informar a sus clientes de la necesidad de cambiarlos una vez al año o alcanzados un cierto número de kilómetros.

Durante los meses cálidos, el polen, las partículas de hollín, el polvo y la abrasión de los neumáticos, contribuyen a obstruir el filtro de habitáculo del coche. De este modo, tras la época de verano, puede ser un buen momento para una revisión.

Por otra parte, la climatología adversa dificulta la buena visibilidad durante la conducción, por ello es fundamental contar con el filtro en perfecto estado. Además, contribuye de forma importante a la seguridad vial y proteger la salud de los ocupantes del vehículo al asegurar un aire limpio en su interior.

Eficientes en prevención sanitaria

Las mediciones han puesto de manifiesto que, sin el uso de estos, los ocupantes de un vehículo están expuestos a una concentración de agentes contaminantes significativamente superior a la de los peatones que circulan al lado de la carretera. Esto puede resultar especialmente dañino para quienes sufren alergias o para los niños.

Como un filtro de vacío, el sistema de ventilación aspira el aire del exterior que está contaminado con partículas y gases nocivos, y puede filtrar hasta 540.000 litros de aire por hora que entran por el mismo filtro, el aire acondicionado, el sistema de calefacción y los ventiladores.

Con el tiempo, el núcleo del filtro se obstruye gradualmente, lo que puede dar lugar a una reducción de la capacidad del ventilador entre el 50% y el 70%.

Buen funcionamiento del aire acondicionado

De otro modo, también protegen el sistema de aire acondicionado de la contaminación y aumentan su vida operativa, ya que no se forman depósitos en las finas estructuras del evaporador cuando el filtro se sustituye de acuerdo a las recomendaciones del fabricante.

Al mismo tiempo, se mantiene íntegra la potencia de calefacción y refrigeración del sistema de aire acondicionado. En invierno esto garantiza, por ejemplo, que el interior del vehículo se caliente más rápidamente. En este caso también es muy importante la plena capacidad del ventilador.

Por otra parte, si el flujo de aire disminuye a causa de un filtro obstruido, las ventanillas pueden empañarse disminuyendo la visión del conductor significativamente, sobre todo, cuando se trata de conducción nocturna en calzadas de doble sentido.

Para prácticamente todos los filtros, Mann-Filter recomienda su sustitución por un filtro combi, con una capa de carbón activo extra. Los filtros de partículas retienen partículas sólidas, como polvo, polen y hollín, mientras que los filtros combi, también eliminan casi por completo los gases perjudiciales, como el ozono y el benceno, así como los olores desagradables.