obras-monrepos-huesca

El paso provisional de Monrepós contará con dos carriles de 3,5 metros de ancho cada uno.

El sector del transporte de mercancías por carretera de Huesca espera que entre el viernes y el sábado se abra al tráfico del puerto oscense de Monrepós, en la N-330, cuyo cierre por un hundimiento de calzada está suponiendo graves problemas para el transporte de mercancías de la zona.

Como alternativa, desde el pasado 13 de abril, se ha habilitado el tráfico por la carretera A-132, a través del puerto de Santa Bárbara y con lugares en los que existe pasos alternativos por sentido, como el puente de La Peña y en la travesía de Ayerbe, lo que supone duplicar tanto el tiempo como los kilómetros a recorrer para cubrir el itinerario entre Huesca y las zonas de Jaca y Sabiñánigo y sus valles, con el inconveniente añadido de que en esta vía está prohibida la circulación con mercancías peligrosas, como refieren empresas oscenses, lo que provoca que no se puedan distribuir mercancías ADR en el área afectada.

Los equipos de obras públicas trabajan para levantar un paso alternativo con dos carriles de 3,5 metros de ancho cada uno y arcenes de 0,50 metros en la zona que podría estar operativo entre el viernes 19, como indica la DGT, y el sábado 20 de abril, fecha que ha fijado el Ministerio de Fomento, aunque habrá que esperar a ver si los vehículos pesados pueden utilizar también esta obra temporal.