Directora general de tráfico, María Segui.

María Segui, el día que tomó posesión de su cargo como directora general de Tráfico

El Comité Nacional del Transporte por Carretera denuncia el “absoluto desprecio” a los problemas del transporte profesional que demuestran los actuales rectores de la Dirección General de Tráfico, con su directora general, María Seguí, al frente. En un duro comunicado, el CNTC señala que desde la toma de posesión de la actual directora general, en el mes de febrero de 2012, “sólo se ha podido reunir con ella en la tarde del 31 de julio, fecha de por sí bastante significativa”.

En esa única reunión se trataron cuestiones como la adecuación de las edades de obtención de los permisos de conducir en las categorías C y D, modificando lo recogido en el Reglamento General de Conductores, en línea de lo dispuesto en la Directivas 2003/59 de Formación de Conductores Profesionales y la Directiva 2009/126 sobre los permisos de conducción, así como lo establecido en el RD sobre Formación de Conductores CAP en España.

Según el CNTC, la disfunción entre la edad de obtención de la formación profesional y la obtención del permiso de conducir dificulta la actividad a una importante parte de jóvenes profesionales que, a través de estudios específicos, podrían acceder al trabajo a través de la formación.

En el encuentro, también se abordaron otras cuestiones como el acceso a la información de los puntos del carné de los conductores o el acceso a impartición de cursos por la asociaciones profesionales.

En todos estos asuntos, la dirección general asumió un compromiso de solución que “a día de hoy aún estamos esperando”, aclara el Comité.

El organismo presidido por Ovidio de la Roza también señala que al mismo tiempo que se desarrollaba esta reunión, era sometido a informe por parte del Comité, el borrador de Real Decreto por el que se modificaba el Reglamento General de Conductores en materia de transporte de mercancías peligrosas, sin contener ningún tipo de modificación que pudiera afectar a este sector.

Sin embargo, sorprendió que la versión final de la norma emitida por la Dirección General contemplaba una reforma importantísima de los apartados 2 y 3 del artículo 68 del Real Decreto 818/2009, relativo a las pruebas teóricas de control de conocimientos “que no obraba en la versión sujeta a informe, ni por el Comité, ni por el Consejo de Seguridad Vial”.

Con el objetivo de tratar directamente con María Seguí todas estas cuestiones, el CNTC ha reclamado un nuevo encuentro repetidamente los días 28 de diciembre, 30 de enero y 8 de marzo sin recibir una respuesta a ninguna de ellas.

Por ello, de mantenerse este nivel de relación con al DGT, el Comité advierte que no es descartable que el sector se vea obligado a adoptar otro tipo de medidas que faciliten la normal respuesta que la Administración debe dar a una actividad de la importancia económica que tiene el transporte por mercancía por carretera”.