A pesar de los oscuros nubarrones que emborronan el futuro inmediato de los intercambios comerciales a nivel mundial, el e-commerce parece seguir ajeno a los tambores que anuncian una ralentización de la economía a escala planetaria y afronta su pico estacional que comienza con el próximo ‘Black Friday’ y termina con las rebajas de enero.

Según un reciente estudio de Salesforce, las ventas on-line crecerán un 15% en los próximos meses en todo el mundo hasta situarse en el entorno de los 768.000 millones de dólares, unos 696.277 millones de euros al cambio, y que en el caso concreto de los Estados Unidos se incrementará un 13%.

Para esta temporada se espera que el desarrollo de la integración omnicanal y la tendencia que marca un aumento de las recogidas de pedidos en tienda, algo que podría contribuir a extender los períodos de venta del comercio electrónico, especialmente de cara a las navidades, que, en este sentido, podrían alargar los pedidos de los clientes on-line más allá del 14 de diciembre, dadas las crecientes facilidades existentes para recoger pedidos en los establecimientos.

De igual modo, en el pico estacional de final de año para el e-commerce, el móvil dominará las compras de comercio electrónico, copando hasta un 70% del tráfico de compras on-line, así como el 52% de los pedidos.