Para el día posterior al 'Black Friday' de 2019 se esperan 3,5 millones de envíos de paquetería.

Para el lunes posterior al ‘Black Friday’ de 2019 se esperan 3,5 millones de envíos de paquetería.

El clima económico no parece, ni a nivel nacional, ni internacional, el más apropiado para alegrías. Si a esto se suma el actual bloqueo económico, que amenaza con repetirse tras los inciertos resultados que se prevén para las próximas Elecciones Generales, lo cierto es que la temporada de máxima actividad para el segmento de paquetería pinta menos bien que en años anteriores.

Sin embargo, las previsiones ponen un cierto contrapunto optimista a este ambiente enrarecido, ya que, por un lado, Correos calcula un incremento del volumen de paquetes gestionados de un 21% para esta campaña de Navidad, principalmente impulsado por el crecimiento del comercio on-line y con un fuerte impacto de los grandes días de rebajas y ofertas especiales.

Con más detalle, el operador postal trabaja con una estimación de más de 27 millones de paquetes en este período, lo que supone la gestión de 450.000 paquetes diarios de media y en algunas jornadas espera repartir hasta un millón de paquetes.

Para poder alcanzar estos registros, la empresa pública ha reforzado sus redes de transporte con la apertura de 110 nuevas rutas, ha reforzado su plantilla con un total de 2.207 contrataciones para distribución, repartos y oficinas, mientras que, por otra parte, se ha dotado de nuevo equipamiento logístico con la adquisición de más de 2.000 carros transportadores, 1.700 jaulas y 40.000 bandejas de mayor capacidad.

A por una media de 2,5 millones de paquetes al día

En idéntico sentido, por otro lado y en términos más generales, la patronal UNO estima que las empresas de paquetería y logística moverán 3,5 millones de paquetes el lunes siguiente al ‘Black Friday’, un 10% más que en 2018, con una media durante las semanas posteriores al próximo 29 de noviembre de 2,5 millones de paquetes al día, un 10% más que en el mismo período del año pasado, algo que ha llevado a las paqueteras, según cifra UNO, a reforzar sus plantillas con la contratación de más de 8.500 repartidores para los próximos meses.

Sin embargo, pese a las magnitudes, las cifras de crecimiento son inferiores a las del año pasado, en un mercado que ha venido marcando vertiginosos incrementos porcentuales en el último lustro y que ya va camino de una cierta madurez.