Funcionamiento del proyecto eCall, de la DGT

Funcionamiento del proyecto eCall.

La propuesta del Consejo para la implantación del ‘eCall’, un sistema que realiza una llamada automática desde el vehículo al 112 en caso de accidente de tráfico, ha recibido este jueves 4 de diciembre el visto bueno del Comité de Mercado Interior (MPEs) de la Unión Europea. 

Los 33 eurodiputados del Comité han aprobado la propuesta con 30 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones. Ahora, el proyecto debe ser aprobado por todos los Estados miembros de la UE y, finalmente, por el Parlamento, cuyo visto bueno se espera para marzo de 2015.

¿Cómo funciona?

El sistema ‘eCall’, presentado en España esta misma semana por la Dirección General de Tráfico, utilizaría el número 112 para llamar a los servicios de emergencia de forma automática en caso de un accidente grave, lo que permitiría a los servicios llegar al lugar del siniestro mucho antes.

Junto al aviso, se enviarán un conjunto mínimo de datos al operador del Centro 112 sobre el incidente, incluyendo la posición, dirección del vehículo, tiempo del accidente, tipo de vehículo. Esto permitirá al servicio de emergencias adecuar su operativa a la situación antes de ponerse en marcha.

Este sistema permitirá salvar alrededor de 2.500 vidas de las 26.000 personas que mueren cada año en accidentes de tráfico. Como servicio público, el eCall será gratuito para todos los ciudadanos, independientemente del automóvil que conduzcan.

Normativa de seguridad

Según cita el texto del acuerdo, todos los nuevos modelos de turismos y vehículos comerciales ligeros tendrán que estar equipados con el sistema eCall a 31 de marzo de 2018. En los siguientes tres años, la Comisión Europea evaluará si el sistema debería extenderse a otros vehículos, como camiones, autobuses o autocares.

Además la normativa propuesta por la Unión Europea garantiza que los eCall sólo funcionarán como dispositivo de seguridad, siendo ilegal usarlo para rastrear los movimientos de los conductores, así como hacer mal uso de los datos de localización que deben ser enviados sólo a los servicios de emergencia. 

Esta protección de datos ha sido fortalecida por los eurodiputados este jueves, que han enmendado el proyecto de ley para garantizar aún más que los datos recogidos por los centros de servicios de emergencia no sean transferidos a terceros, al menos sin el consentimiento expreso de la persona interesada.

En la misma línea, los fabricantes también tendrán que asegurarse de que el diseño de la tecnología eCall permite la eliminación completa y permanente de los datos recogidos.

Además, deberá ser incluida información clara sobre la tramitación de la fecha eCall en el manual en línea disponible del propietario del vehículo.

Los sistemas alternativos

Como algunos fabricantes están ofreciendo ya servicios de tipo eCall a los conductores a través de centros de llamadas privados, el nuevo proyecto permite la coexistencia de los dos sistemas, el servicio público eCall y el privado TPS, a condición de que el 112 esté siempre disponible de forma automática para el sistema gratuito

Los propietarios de vehículos deben poder elegir servicios de eCall públicos en lugar de los privados en cualquier momento.