Joaquín Almunia vicepresidente y Comisario de Competencia de la CE

Joaquín Almunia vicepresidente y Comisario de Competencia de la CE

En una carta dirigida al vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de la Competencia, Joaquín Almunia, el presidente del Comité Económico y Social Europeo (CESE) asegura estar preocupado por «el futuro del sector privado de la construcción naval en España«, por lo que reclama a las instituciones europeas que tengan en cuenta «los graves efectos sociales» que tendría una decisión «que obligara a devolver las ayudas recibidas».

Henri Malosse espera que se valoren las alegaciones de los agentes económicos y sociales, que demuestran que las ventajas fiscales de las que se benefició el naval español «son similares a las recibidas por otros sectores y países».

La carta que envió este miércoles el presidente del CESE refuerza los argumentos de la delegación española que esta mañana se reúne en Bruselas con Joaquín Almunia, un frente común que integran los secretarios generales de CCOO y UGT, el ministro de Industria, Juan Manuel Soria, la patronal de astilleros privados PYMAR y los presidentes de las comunidades autónomas con una fuerte presencia del sector privado de la construcción naval.

En ese escrito, Henri Malosse asegura “estar preocupado” por el futuro del sector, del que dependen 87.000 familias, y dice compartir “la preocupación expresada por las asociaciones de empresarios y por los principales sindicatos españoles”.

Al presidente del CESE le parece incoherente esforzarse por un lado en “apoyar el desarrollo industrial” y aplicar por otro “una política de competencia restringida que no favorece ese mismo objetivo”, solicita a la Comisión Europea que tenga en cuenta “los graves efectos sociales” de una potencial decisión que obligara a devolver las ayudas recibidas con arreglo al sistema del tax lease.

Para dar peso a sus argumentos, el CESE cita el voto favorable de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo, que este miércoles ha apoyado la reintroducción de las ayudas públicas a la construcción de buques, revirtiendo la prohibición de 2005 para luchar contra la sobrepesca.

Según el sindicatos CCOO, eso es precisamente lo que defienden los trabajadores del sector español, que esta mañana se sumarán a las cuatro horas de paro que se han convocado en todos los astilleros privados de Vigo, Sestao y  Jarro (Asturias) . Las manifestaciones serán el colofón a la jornada de huelga.