Tras iniciar los trabajos durante el tercer trimestre del año pasado sobre dos naves logísticas en el municipio valenciano de Quart de Poblet con una superficie total construida de 24.000 m², Grupo Lar espera finalizar las obras el próximo mes de septiembre.

El desarrollo cumplirá de este modo con los plazos estipulados al inicio del proyecto, pese a las semanas de ralentización económica causada por la crisis sanitaria, con lo que TPF empezará a comercializarlas inmediatamente, en régimen de alquiler.

Ambas naves se levantan sobre una parcela que alcanza los 36.000. La primera de ellas dispondrá de ocho muelles de carga en una nave de 5.011 m² de almacén y 1.298 m² de oficinas, mientras que el segundo activo consta de 16.922 m² en la planta baja destinada a almacén y de una segunda planta de 448 m² de oficinas, así como 28 muelles de carga repartidos en dos fachadas.

El complejo estará adaptado a camiones de gran tamaño con patios de maniobras de 35 metros y, de igual manera, ambas instalaciones disponen de una altura libre con un mínimo de 11,25 metros.

El proyecto, que ha sido desarrollado por el estudio valenciano AIC Equip, con tecnología BIM, contará con certificado de sostenibilidad Breeam Very Good y se ubica en la zona prime de la logística valenciana, en primera línea de la A-3 y  a dos kilómetros del cruce de esta vía con la A-7, así como a nueve del aeropuerto de Manises y a 24 del puerto de Valencia.