El Pleno del Congreso de los Diputados, reunido el martes 20 de octubre, ha aprobado finalmente la enmienda, presentada por el Grupo Popular del Congreso (GPP), a la actual Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2016, que incrementa el importe máximo de facturación que el transportista autónomo debe realizar en el año en curso para poder continuar acogido al régimen de módulos del IRPF e IVA.

Esta enmienda, que se puede obtener en este enlace,  recoge un incremento de los 75.000 propuestos inicialmente a 125.000 euros de facturación anual o 250.000 euros si la facturación se realiza exclusivamente a clientes particulares, permitirá que puedan acogerse también una parte de los transportistas autónomos que sean titulares de un vehículo pesado.

Aún así, se contemplaría la excepción de los que realizan transporte nacional de larga distancia así como aquellos dedicados a transporte internacional quienes, al tener que recorrer más kilómetros, y en consecuencia tener mayores costes de explotación, sobrepasarán dicho límite establecido, junto a los transportistas titulares de dos o más vehículos de transporte acogidos actualmente también al régimen de módulos y que asimismo quedarán excluidos.

Hay que tener en cuenta que en la actualidad el límite de exclusión estaba establecido en 300.000 euros, lo que permitía acogerse a la práctica totalidad de los transportistas autónomos.

Este límite, sin embargo, se mantendrá exclusivamente para los ejercicios fiscales de 2016 y 2017, por lo que, en consecuencia, a partir de 2018 no se podrá acoger al régimen de módulos aquel transportista autónomo que en el año anterior haya facturado más de 75.000 euros anuales.