La industria marítima se enfrenta en la actualidad ante el reto de cumplir con los objetivos de la Organización Marítima Internacional para los próximos años. Así, para 2030 debería haber reducido sus emisiones en un 50% y para 2050, en un 70%.

En los últimos años, el Gas Natural Licuado ha vivido un gran desarrollo como combustible para el sector marítimo, gracias las ventajas medioambientales que supone, la madurez de este tipo de tecnologías, su disponibilidad, la flexibilidad del bunkering y la normativa OMI2020.

Durante la próxima edición del Green Gas Mobility Summit de Gasnam, que se celebrará los días 22 y 23 de septiembre, navieras, proveedores de GNL, tecnólogos, sociedades de clasificación e instituciones compartirán su experiencia y su visión sobre el presente y el futuro de este combustible.

Expertos de primer orden tratarán de profundizar en las opciones disponibles, las tecnologías que se están desarrollando, las principales barreras existentes o las sinergias entre el biogás, el hidrógeno y el amoniaco.

En un estudio reciente de DNV, se ha descubierto que el GNL es la opción más económica para buques con un elevado consumo de combustible, como cruceros, portacontenedores, ferrys y ro-pax. Además, prácticamente reduce a cero las emisiones de contaminantes que afectan a la salud y permite cumplir con los límites de azufre de la OMI.

España se ha posicionado en 2019 como referente en Europa, con 81.704 m³ suministrados. En total, se han llevado a cabo 195 operaciones de un buque a otro, del camión cisterna al barco y ahora desde varios camiones cisterna.

Durante el congreso, Wartsila, MAN Energy Solutions y Bureau Veritas abordarán las ventajas medioambientales del bioGNL. Asimismo, MSC Cruceros, Carnival Corporation, Brittany Ferries, UECC y Balearia, compartirán las razones que les han llevado a introducir esta tecnología en sus flotas.