El Consorcio de la Zona Franca de Barcelona se convierte en el socio fundador de la Asociacion Mundial de Zonas Francas

La nueva asociación se abre a las zonas francas de países miembros de la ONU para que se integren en la entidad

El Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) se ha convertido en socio fundador y formará parte del comité director de la Asociación Mundial de Zonas Francas, que se ha presentado este pasado lunes 19 de mayo en Dubai.

Con sede en Ginebra, esta entidad sin ánimo de lucro tiene como objetivo representar sus intereses en instancias internacionales, aportar conocimiento sobre zonas francas, establecer nuevos convenios de colaboración y promover las inversiones.

El comité directivo está formado por 15 representantes de zonas francas del mundo, y el presidente es Mohammed Alzarooni, la vicepresidencia la ocupa Luis Pellerano (República Dominicana), y entre sus vocales figura José Luís Rodríguez, director comercial del CZFB.

La nueva asociación se abre a las zonas francas de países miembros de la ONU para que se integren en la entidad y facilitarles formación técnica, estudios y estadísticas en temas de su especialidad.

El delegado especial del Estado en el CZFB, Jordi Cornet, ha asistido como socio fundador a la constitución de la entidad, y es la única zona franca española presente en la dirección de la asociación y la primera del territorio continental europeo.

Cornet ha destacado que el Consorcio «quiere contribuir al protagonismo de Barcelona como enclave de los tránsitos comerciales internacionales y en la captación de inversión extranjera». «Es en este sentido que estamos orientando nuestros pasos, para que nuestra zona franca aduanera sea un atractivo añadido en la captación de carga y actividad comercial hacia Barcelona y España, como plataforma logística intercontinental», ha añadido.

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha felicitado al CZFB y ha afirmado que es el «gran polo industrial y logístico de Cataluña» gracias a sus conexiones con el puerto y el Aeropuerto de Barcelona, y lo ha reivindicado como uno de los principales motores de la economía metropolitana.