En los próximos cinco años, un ramillete de nuevas tecnologías habrán alcanzado tal grado de madurez e implantación que jugarán un papel destacado en la digitalización de las empresas merced al impacto que tendrán en la transformación del concepto de gestión de la cadena de suministro.

Entre estas tendencias se encuentran, según un estudio realizado por Gartner, las redes sociales de aprendizaje, las cadenas de suministro centradas en soluciones (SCSCs), el big data, la visibilidad integral de la cadena de suministro, la gestión de la cadena de suministro como servicio (BPaaS) y el análisis descriptivo.

En concreto, el análisis de la consultora estima que tras una fase en la que las empresas han recogido grandes volúmenes de datos generados a lo largo de sus cadenas de suministro, ahora se impone la necesidad de mejorar el análisis de todo ese big data para generar estrategias empresariales.

Así mismo, la visibilidad integral de la cadena de suministro se va a convertir en un estándar para la gestión logística en pocos años.

A medida que las empresas vayan aprendiendo a coordinar el análisis de todo su big data, estarán en condiciones de aportar una mayor visibilidad a todas sus actividades, lo que mejorará la gestión y eliminará redundancias en las empresas.

Gartner, sin embargo, cree que otras tecnologías como la impresión 3D, el internet de las cosas, la gestión de riesgos en todos los eslabones de la cadena o la implantación de servicios cloud para gestión logística llegarán en un plazo de entre cinco y diez años.

Para la consultora, otras tecnologías como blockchain, la inteligencia artificial o la virtualización tendrá que esperar al menos diez años para que se conviertan en realidades aplicables a la gestión de las cadenas de suministro.