Marlink ha diseñado una red inteligente por satélite para el proyecto ROSS del operador SeaOwl, centrado en el desarrollo de servicios marítimos operados de forma remota. De este modo, se busca reducir el coste de las operaciones, inicialmente en el sector offshore, aunque también tiene aplicaciones en el ámbito civil y militar.

La iniciativa está centrada ahora mismo en conseguir la aprobación para poder operar sin tripulación a bordo, lo que exige trabajar en estrecha colaboración con la Dirección de Asuntos Marítimos de Francia, que debe proporcionar el permiso para realizar el primer viaje de prueba.

El sistema desarrollado por Marlink y SeaOwl ofrece una elevada conectividad y un gran control a través del Sealink VSAT, que proporciona una interfaz personalizada para el proyecto ROSS que permite monitorizar ciertos indicadores clave.

Además, se ha trabajado junto a Bureau Veritas para garantizar el cumplimiento de los requisitos legales necesarios. SeaOwl, fundada hace tres años, pretende construir unos 20 buques eléctricos operados en remoto entre 2023 y 2028, que se utilizarán para la realización de inspecciones en el campo del gas, el petróleo y los parques eólicos.

En este caso, a diferencia de otros buques autónomos, serán trasladados desde tierra por la tripulación para ahorrar costes y minimizar los riesgos operativos.