Entre los pasados meses de enero y marzo, la facturación del comercio electrónico ha aumentado en España un 22,2%, con lo que ha alcanzado los 10.900 millones de euros en el período, según los datos de Competencia.

En total, durante el trimestre se han registrado más de 203 millones de transacciones, un 29,9% más. Las webs españolas acumulan el 52,1% de los ingresos, mientras que el 47,9% restante se corresponde con compras con origen en España realizadas en páginas del exterior.

Por número de compras, el 42,1% se registran en las webs nacionales y el 58% en las del extranjero. El volumen de negocio de las transacciones con origen en España y dirigidas hacia el exterior ha sido de 5.253 millones de euros, un 23,8% más, de las cuales un 95,1% se realizan en países comunitarios.

Por su parte, las ventas desde webs españolas hacia el exterior se han situado en 2.176 millones de euros, un 36,6% más, de las cuales el 68,5% corresponde a la Unión Europea.

Por último, el informe de la CNMC refleja que las compras hechas en España a páginas españolas han aumentado un 12,9% con respecto a los primeros tres meses del año pasado, hasta alcanzar los 3.540 millones de euros.