The new face of right-shoringpuede descargarse en este enlace el análisis elaborado por la DHL Supply Chain (disponible en inglés en formato pdf, de 103 páginas, y 647 Kb)

El modelo de negocio en el sector de la paquetería ha de cambiar y encontrar el lugar en el que se puedan desarrollar y producir los mejores productos y servicios al menor coste posible, sin importar el lugar de producción pero siempre teniendo en cuenta las expectativas de los clientes. Así lo ha declarado el director ejecutivo de General Electric, Jeff Immelt en su análisis sobre el obsoleto modelo outsourcing de fabricación.

Hasta ahora el modelo estaba basado en la fabricación en lugares de bajo coste para la empresa aunque el envío de materiales fuera más alto. Immelt no propone cambiar este modelo sino que las compañías han de buscar más competitividad y desarrollar negocios en todas partes. 

Immelt puntualiza la tendencia a la deslocalización de las organizaciones en los lugares que ofrecen menores costes. En este sentido señala que si la fabricación se ubica más cerca del consumidor, es más fácil responder a las demandas y por tanto los inventarios más bajos son viables, mientras que una mayor visibilidad y control sobre la cadena de suministro hace que sea más fácil y eficiente realizar los trabajos.

Por su parte, Daniel Pardo, vicepresidente senior de México, de DHL Supply Chain también analiza esta tendencia a la deslocalización teniendo en cuenta dos componentes clave: el origen de las materias primas y el destino final, en el que el transporte ha de ser eficientes y suponer un ahorro de costes. “Es evidente que los costes de mano de obra, la propiedad y el almacenamiento tienen que tenerse en cuenta en la ecuación, así como las implicaciones y complejidades de la adhesión a las costumbres locales, los impuestos y la legislación, antes de que una decisión pueda ser localizada”, ha apuntado.

En este sentido, México se ha convertido en un punto clave para las empresas porque dispone de un precio competitivo, mano de obra capacitada, acuerdos de libre comercio y sólidos indicadores macroeconómicos. El país ya es el mayor fabricante de pantallas planas del mundo y es también un centro para la fabricación de dispositivos médicos.

«Las empresas se han dado cuenta que la localización de la producción a 10.000 millas de distancia de sus mercados ha afectado a su capacidad para cumplir con las expectativas de los clientes«, asegura Ted Nikolai, director comercial de DHL SC.

Al trasladar la producción más cerca del cliente, los fabricantes pueden satisfacer la demanda de nuevos productos con tiempos de entrega más rápidos.