Acelera la campaña de fruta de hueso y el frigo confía en que habrá más volúmenes y mejores precios

Después de que la campaña de cítricos 2020-2021 haya registrado un balance positivo tanto en volúmenes de exportación (un +4,5% con respecto a la campaña anterior), así como a nivel de precios (un +1,5% de subida media), las previsiones para la campaña de fruta de hueso son igualmente optimistas en general, tanto a nivel productivo como comercial.

Estas previsiones positivas se ven reforzadas por una significativa caída de la competencia procedente de los campos de Francia e Italia, que han visto cómo las heladas durante la primera quincena de abril han llevado al traste a muchos de sus cultivos de temporada.

Los daños medios han alcanzado hasta el 90% y 80% de la producción, respectivamente, y en Francia, de hecho, el gobierno declaró a comienzos de abril el ‘estado de calamidad climatológica’ tras las fuertes olas de frío. Todo apunta a que esto tirará fuertemente de la demanda de producto español.

El campo español aguanta mejor el azote de frío y lluvias

No obstante, las inclemencias meteorológicas también se han cebado con determinadas zonas de nuestro país, afectando gravemente a las superficies de cultivo de las zonas del Valle del Ebro (Huesca, Lérida), donde se han visto dañadas en torno a 37.000 Has, según datos de las cooperativas locales.

Comunidad Valenciana y Murcia, pese a que también han registrado daños por pedrisco y exceso de lluvias entre mediados y finales de abril, presentan sin embargo perspectivas favorables en cuanto a volúmenes, calidades (calibres) y precios de venta.

La calidad de las primeras frutas, determinante en los mercados europeos

Según coinciden en señalar los principales actores del sector exportador hortofrutícola, el sabor y la calidad óptima de las primeras frutas de temporada desempeñan un papel determinante en el inicio de campaña marcando el ritmo de comercialización a alcanzar en semanas posteriores.

De este modo, se apuesta fuertemente en esta fase inicial por nuevas variedades tempranas de melocotón amarillo y nectarina blanca, intentando cumplir las expectativas de un exigente consumidor europeo que demanda, aún más en estos tiempos de pandemia, una calidad excelente del producto.

Sandías y Melones, arranque tardío pero muy prometedor

Los primeros envíos de sandías de temporada están registrando cotizaciones superiores a las de la pasada campaña. La producción que llega de terceros países no es abundante ahora mismo, y esto favorece sin duda la comercialización del producto nacional.

Según datos del sector exportador almeriense, las superficies estimadas para melón y sandía en la campaña 2020-2021 superarán a las de la pasada campaña. Se estima que el melón incremente su superficie en torno al 4%, mientras que la de la sandía aumentará sobre el 1%.

El consumidor europeo estaría decantándose en esta campaña por calibres de sandías más pequeños, teniendo buena aceptación la sandía mini, y pesos de no más de 2 kg que permitan un consumo rápido.

El sector del Frigo, a por el último sprint de la campaña

Restan escasos dos meses para que los volúmenes de exportación hortofrutícola comiencen su línea descendente, aunque hay esperanza de que la campaña de verano pueda estirarse algo más, coincidiendo con una mejora de la coyuntura económica a nivel europeo, motivada por el mayor control de la pandemia y una campaña de vacunación a pleno rendimiento.

Si bien es cierto que no se espera un verano fuerte en cuanto a consumo, con una movilidad y un turismo en Europa aún sometido a restricciones, sí es previsible sin embargo que los planes de desescalada de diferentes gobiernos a medida que avance la vacunación vayan dando paso a unos mayores niveles de demanda de frutas de temporada.

Las temperaturas altas se resisten en Europa

El mes de abril y el comienzo de mayo han estado marcados por unas temperaturas aún casi propias del otoño en Europa más que primaverales, lo que ha hecho que las primeras exportaciones de fruta de hueso hayan salido a un ritmo por debajo de lo esperado.

No obstante, a partir de esta segunda mitad del mes de mayo, junto con el mes de junio, se prevé un incremento de los volúmenes de exportación, con lo que las grandes flotas esperan aprovechar el último tirón de la temporada.

Se observa también una cierta tendencia al alza en los precios del transporte, con un gasoil instalado en niveles altos y también una contracción y concentración progresiva de la oferta de camiones en menor número de empresas.