El Consejo de Ministros, en su reunión del viernes 13 de junio de 2014, ha aprobado que una compañía privada entre a competir con Renfe en la prestación de servicios de transporte de viajeros en trenes de Alta Velocidad (AVE). 

La nueva medida, que se venía anunciando en los últimos días, rompe con el monopolio de Renfe en el tráfico ferroviario de pasajeros e inicia la progresiva liberalización de este sectoranticipándose así el Gobierno al horizonte de 2019 fijado por la UE para abrir a la competencia el transporte de viajeros en Europa.

El Ejecutivo sacará a concurso la concesión de un ‘título habilitante’, con el que el nuevo operador ferroviario privado podrá prestar servicios en el Corredor Levante durante un periodo de siete años. Una vez concluya este plazo, esta línea AVE que une Madrid con capitales de Castilla-La Mancha, Valencia y Alicante, quedará abierta a la plena competencia.

Además, el nuevo operador podrá fijar las frecuencias de sus servicios y sus precios con libertadpodrá hacer uso del material rodante puesto en alquiler por Sociedad de Alquiler de Material Ferroviario de Renfe mientras desarrolla su propio parque.

Fin del monopolio

Nueve años después de la liberalización del transporte de mercancías, el Gobierno ha dado un paso más en la finalización del monopolio ferroviario de Renfe con la apertura a la competencia en el tráfico de viajeros.

Corredor Levante, en el que podrá establecerse el nuevo operador

El nuevo operador podrá establecerse en cualquier tramo del Corredor Levante.

El Ejecutivo atribuye su decisión de optar por una liberalización progresiva a la necesidad de ordenar la entrada de operadores privados y de garantizar la continuidad de Renfe como operador público y el adecuado control por parte de la Administración de la calidad y la seguridad de los servicios.

Con la nueva medida, se dotará a este mercado de una mayor oferta de servicios. Además, favorecerá a los clientes con unos precios más competitivos, y al fomentarse el uso del transporte en tren, se requerirá la optimización de las infraestructuras ferroviarias, lo que influye directamente no solo en el transporte viajeros, también en el de mercancías.

El PSOE solicita explicaciones

Rafael Simancas, portavoz del PSOE en la Comisión de Fomento del Congreso, cree que el Gobierno «hace un favor millonario a una empresa privada a costa de la inversión pública en el AVE que han pagado todos los españoles con sus impuestos», por lo que ha solicitado la comparecencia de la ministra de Fomento, Ana Pastor, para que explique las razones y el alcance de este medida, así como de la privatización de Aena anunciada en el misma reunión del Congreso.