El gobierno de Reino Unido ha anunciado su intención de proceder con una oferta pública inicial por el grupo Royal Mail. La oferta se compone de entre 401 y 522 millones de acciones, representando así entre el 40,1% y 52,2% del capital de Royal Mail.

Vince Cable, secretario de economía del Reino Unido, estima que el precio final estará entre los 260 y 330 peniques por acción, lo que supone una capitalización bursátil de entre 2.600 y 3.300 millones de libras.

El gobierno tiene la intención de deshacerse de su participación mayoritaria, teniendo en cuenta las acciones puestas a la venta en la oferta, además del 10% que se distribuirá gratuitamente a los aproximadamente 150.000 empleados de Royal Mail, que podrán adquirir más títulos por un valor mínimo de 500 libras (595 euros), mientras que los inversores particulares interesados podrán comprar acciones por un mínimo de 750 libras (892 euros). Las acciones serán ofrecidas a inversores institucionales y ciudadanos durante el año fiscal, que termina en abril de 2014.

La privatización de Royal Mail es posible tras la aprobación en 2011 de la ley de Servicios Postales, que daba el visto bueno a la operación. Con esta salida a bolsa se pretende estar en mejores condiciones para competir en lo que es en la actualidad un mercado cambiante y altamente competitivo.

El período de la oferta institucional ya ha comenzado y se estima que la operación podría completarse para el 8 de octubre.