El Gobierno incluye medidas específicas para el transporte en su nuevo paquete de medidas para hacer frente a la crisis

El Gobierno incluye medidas específicas para el transporte en su nuevo paquete de medidas para hacer frente a la crisis, como el desglose de los costes del combustible en los contratos y un cambio temporal de la fórmula para revisar el precio de los servicios.

Sábado, 25/06/2022 por CdS

Las medidas se centran en aminorar el impacto de los costes del combustibles en las empresas de transporte.

El Consejo de Ministros celebrado de manera extraordinaria este sábado, 25 de junio, ha aprobado un Real Decreto-ley por el que se adoptan medidas urgentes en el marco del Plan Nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania.

Con estas medidas el Ejecutivo busca proteger a los sectores más vulnerables del país, así como paliar los efectos de la guerra y las tensiones inflacionistas en los ciudadanos y las empresas del país.

Por lo que respecta al transporte de mercancías por carretera, esta norma prorroga la bonificación extraordinaria de veinte céntimos por litro de combustible que empezó a funcionar el 1 de abril y estaba prevista su finalización el 30 de junio.

En este sentido, ante la persistencia del alza de precios, el Gobiero ha decidido prolongarla hasta el 31 de diciembre. Según el criterio de la Administración, la bonificación beneficia principalmente a los transportistas, pero también al resto de usuarios. El impacto de esta medida entre julio y diciembre de 2022 se estima en 4.038 millones de euros.

Sostenibilidad del transporte

Por otra parte, el Real Decreto-ley cuenta con un apartado específico relacionado con la sostenibilidad del sector del transporte de mercancías por carretera, en línea con lo ya anunciado al Comité Nacional un día antes del Consejo de Ministros, este viernes, 24 de junio, y que están relacionadas especialmente con el impacto que tiene la evolución al alza de los precios de los combustibles en las cuentas de los transportistas.

Con ellas, según el Ejecutivo, «se busca así garantizar la viabilidad de su tejido empresarial en el actual escenario de incrementos sostenidos del precio de los combustibles», que han pasado, de acuerdo con las estadísticas oficiales, de suponer un 30% de los costes de la actividad de las empresas de transporte a ser el 40%.

El Gobierno asegura que «la dimensión de este aumento de costes para las empresas de transporte de mercancías por carretera, así como la rapidez en su evolución, golpean en un segmento empresarial que tiene una dificultad estructural para trasladar de manera inmediata estos aumentos a sus clientes, lo que compromete la viabilidad económica de numerosos empresarios».

Por ello, este Real decreto-ley modifica la Ley del contrato de transporte terrestre de mercancías, para establecer la obligación de que, en los contratos de transporte por carretera que tengan por objeto un único envío, todas las facturas por servicios realizados entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de 2022, reflejen de manera desglosada el coste del combustible necesario para la realización del transporte.

Para determinar este coste del combustible en este tipo de contratos, se tomará como referencia el precio medio semanal del gasóleo de automoción con impuestos que se recoja en el boletín de la Unión Europea para España.

El Ejecutivo estima que esta medida temporal extraordinaria proporcionará transparencia en la fijación del precio en los servicios de transporte que tengan por objeto un único envío.

En segundo lugar, también se aprueba una modificación temporal hasta final de año de las fórmulas aplicables para la revisión del precio del transporte por carretera en función de la variación del precio del combustible.

Con ello se pretende que recojan el peso real del coste del combustible en la estructura de costes de las empresas, en función del tipo de vehículos, en el contexto actual, y de conformidad con lo que refleja el Observatorio de costes del transporte de mercancías por carretera.