Sede de Aena en Madrid.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado que la decisión de paralizar la oferta pública de venta, OPV, del gestor aeroportuario Aena se debe a un tema «meramente procedimental» y no a «cuestiones fundamentales de valoración ni de estrategia».

Así lo ha señalado durante su comparecencia el pasado martes 28 de octubre, a petición propia, ante la Comisión de Economía del Congreso, que se produce apenas unos días después de que el Consejo de Ministros decidiera retrasar en al menos una semana la aprobación del folleto de la OPV del 28% de Aena, que tenía previsto registrarse el pasado viernes en la Comisión Nacional de Mercado de Valores, CNMV.

Según De Guindos, se trata de «cumplir todos y cada uno de los trámites escrupulosamente» en aras de la «transparencia». «Hay una comisión de seguimiento que está viendo si en todos los procedimientos se ha producido esa transparencia y por supuesto que no tiene nada que ver con cuestiones fundamentales de valoración ni de estrategia ni de nada de nada», ha insistido.

«Queremos ser absolutamente escrupulosos en la privatización de Aena, y la comisión de seguimiento, en la que están los ministerios de Hacienda, Economía, Fomento y la Oficina Económica del presidente, han identificado un trámite que necesita más información adicional. Y ésa es la razón del retraso», ha zanjado el ministro.

Esta es la opinión sostenida por el director de la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno, Álvaro Nadal, que ha destacado que «las cosas hay que hacerlas bien, según la legalidad, y con celeridad para que se cumplan los plazos»

En relación al precio inicial, Nadal ha afirmado que se ha establecido en las condiciones y que «la horquilla es la correcta», y que el precio de diez veces el Ebitda de la compañía es un precio razonable, por lo que, según recoge ‘El Mundo’, el Gobierno no aceptará en ningún caso que los precios de venta de Aena se sitúen por debajo de la horquilla establecida.

Según se desprende del dictamen final de la Consejo Consultivo de Privatizaciones, CCP, el rango orientativo y no vinculante de precios fijado por acción se sitúa entre 41,5 y 53,5 euros, lo que supone valorar entre 6.225 millones y 8.025 millones de euros el 100% de Aena.

Los plazos

La OPV de Aena es la segunda parte del proceso de privatización parcial que el Gobierno aborda en el operador de aeropuertos para ceder al capital privado el 49% de su capital, mientras el 51% restante quedará en manos del Estado.

El pasado viernes, el Gobierno retrasó en al menos una semana la aprobación del folleto de la oferta pública de venta del 28% de Aena, que tenía previsto registrarse ese mismo día en la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV), después de que no fuera tratado en el Consejo de Ministros.

El Ministerio de Fomento confía en que el Consejo de Ministros de este viernes, 31 de octubre, apruebe definitivamente el folleto de la OPV, para debutar en el parqué el próximo 12 de noviembre, fecha que, por el momento, el Gobierno mantiene.

Paralización del proceso

Sin embargo, durante el debate en el Congreso sobre el plan de privatización de Aena, el PSOE ha defendido una proposición no de ley en la que ha pedido al Gobierno que retire dicho plan ya que se considera que “de culminarse este proceso, conllevará el cierre de todos los aeropuertos que no sean rentables y muchos ciudadanos perderán un servicio esencial”.

En su intervención, el portavoz de Fomento del partido socialista, Juan Luis Gordo, ha incidido en que el Gobierno está en una primera fase que lleva la venta pública del 49%, pero ha denunciado que según un informe del Consejo Consultivo de Privatización, “su intención es de llegar al 60%, algo que significaría perder la mayoría”.

Por su parte, CCOO, a través del secretario de comunicación del sindicato en Aena, José Manuel Lorenzo, ha anunciado que se plantea impugnar este proceso, que ha sido «opaco» y en la que existe «falta de transparencia» en la forma en la que Fomento y Enaire están llevándolo a cabo.

“Todas las incertidumbres de estas últimas semanas sobre la viabilidad del proceso demuestran una precipitación evidente ya que se están haciendo las cosas de manera muy acelerada y sin tener las cosas atadas”, ha proseguido Lorenzo.