Ana Pastor en el Congreso de los Diputados

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha afirmado este martes ante el Pleno del Congreso, que la gestión «rigurosa y eficiente» de su departamento ha permitido que todo el grupo Fomento haya pasado de las pérdidas de 672 millones de euros con que cerró el ejercicio 2011 a los beneficios de 141,3 millones que ya se anotó el pasado mes de agosto, consiguiendo una reducción de 4.865 millones de euros de la deuda de más de 40.000 millones «heredada» del PSOE.

«Me siento orgullosa de ser austera y de pagar las deudas que otros habían contraído. Soy realista y rigurosa, porque en un tiempos de crisis como éste no se pueden acometer todas las necesidades de todos y cada uno de los ciudadanos. A largo plazo, todos reconocerán que gestionar el dinero público es algo sagrado y que ni obras faraónicas ni despilfarro en infraestructuras que no tenemos dinero para pagar«, ha destacado durante su intervención para defender el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2014.

Así, aseguró que Fomento priorizará las infraestructuras más necesarias, mejorará el sistema de transportes y vivienda, garantizará la vertebración territorial y la movilidad de los ciudadanos, mejorará la eficiencia en la planificación y gestión de infraestructuras, promoverá la eficiencia, favorecerá la intermodalidad e impulsará la estrategia logística nacional, incentivando la colaboración con el sector privado.

Para ello, el ministerio de Fomento contará con 17.310 millones de euros, de los que 8.980 millones están destinados para inversiones, que se repartirán entre los diferentes capítulos.

Ferrocarriles y carreteras

Así, en materia de ferrocarriles se destinarán 3.194 millones a la Alta Velocidad mientras que 1.379 millones se invertirán en Cercanías y red convencional, «sobre todo para modernizarla» e impulsar el transporte de mercancías, los accesos a los puertos y las plataformas logísticas.

Con respecto a las carreteras, se destinarán 2.153 millones repartidos entre la construcción de nuevas infraestructuras (1.148 millones), conservación (818 millones) y convenios con Canarias, Baleares y corporaciones locales (187 millones).

Sector aéreo

Respecto a Aena, los objetivos fundamentales pasan por «sanear» la deuda de 14.000 millones que encontraron, lo que ha permitido «pasar de un caja negativa de 600 millones de euros a una caja positiva de 600 millones de euros«. Además, los ingresos de explotación el año que viene están fijados en 3.683 millones, un 3,4% más de lo que se prevé a finales de este ejercicio, gracias en gran parte al incremento del 13,4% de los ingresos comerciales por una mejora en los retornos de las tiendas de los aeropuertos.

Por su parte, la inversión de 550,3 millones será «discreta» y estará destinada únicamente a «elementos claves y fundamentales«.

Puertos del Estado

Con respecto a las asignaciones a Puertos del Estado, tendrán como objetivo reforzar la cohesión territorial y mejorar la seguridad, con la vista puesta en seguir incrementando los datos de tráfico, que este año podrían rozar los 500 millones de toneladas, con unos beneficios en los primeros ochos del año de 168 millones.

Además, ha destacado la reducción de tasas que se va a practicar «por primera vez en la historia» y ha destacado el préstamo a largo plazo de casi 62 millones que se hará al Puerto de Gijón para superar la «situación de ruina» de las obras de ampliación del Musel y los 73,6 millones para financiar la ampliación del puerto de La Coruña.

Además, se incrementará un 33% las partidas para subvenciones al transporte terrestre, aéreo y marítimo hasta los 420 millones, se avanzará en la mejora de la gestión de estas bonificaciones, se mantendrán las partidas para financiar las obligaciones de servicio público y se mantendrán las dotaciones para las autopistas del mar.