baltic-dry-febrero-2017

El Baltic Dry Index (BDI), que refleja los precios de los fletes de los buques graneleros tomando como referencia un total de 23 rutas marítimas, ha alcanzado los 688 puntos el 13 de febrero de 2017.

Tras llegar a 1.257 puntos el 18 de noviembre de 2016, que supone el valor más alto desde noviembre de 2014, el índice se encuentra en plena caída, aunque aún se sitúa muy por encima del mínimo histórico de 290 puntos registrado el 11 de febrero del pasado año.

Una de los motivos es el descenso en las tarifas de flete de los grandes buques ‘capesize‘, que contrastan con el ligero crecimiento que han registrado las de los segmentos panamax y supramax en los últimos días.

Asimismo, aunque las celebraciones por el Año Nuevo chino han finalizado, muchas factorías aún permanecen cerradas y otras están retomando la actividad. Lo habitual es que durante el periodo de reabastecimiento, aumente de nuevo el BDI, aunque este año existe cierta incertidumbre al respecto.

No obstante, en lo que respecta a la demanda de materias primas, se espera que la de mineral de hierro, que creció un 9,6% en el primer semestre de 2016, se mantenga también fuerte durante la primera mitad de este año, al igual que la de carbón.

Por el contrario, aunque se preveía un incremento en la demanda de graneles de Sudamérica dirigidos a China, por el momento se está retrasando. Además, se espera un lento crecimiento en el mercado de los cereales y el mercado de los supramax se está viendo afectado por la caída de la demanda de coque en La India.

Por otro lado, conviene destacar que la flota de graneleros no deja de crecer y lo hace a un ritmo mayor que el nivel de desguace. Las previsiones de crecimiento no son suficientes para que la capacidad de la flota descienda en términos absolutos y se empiece a solucionar el problema de la sobrecapacidad del sector.

El Baltic Dry Index (BDI)El índice, que se emite diariamente por el ‘Baltic Exchange’ de Londres, es un cálculo diario de la media del precio del transporte por mar de las principales materias primas sólidas y a granel y refleja la cantidad de contratos de envío de mercancías que se cierran en las principales rutas marítimas mundiales.

Desde el 1 de julio de 2009, el BDI se calcula teniendo en cuenta solamente el flete de los fletamentos de cuatro tamaños de buques: los de tipo Handysize, Supramax, Panamax y Capesize.

El índice ha llegado a caer un 85,9% con respecto al máximo de 2.330 puntos de los últimos cinco años, alcanzado en diciembre de 2013. Asimismo, el 20 de mayo de 2008, el índice alcanzó su máximo histórico, desde su introducción en 1985, alcanzando los 11.793 puntos, algo que queda muy lejos en estos momentos.