Un transportista puede ahorrar de media 6.420 euros gracias al mantenimiento predictivo, maximizando el rendimiento de los neumáticos, con el consiguiente ahorro de combustible y evitando asistencias en carretera, según el estudio elaborado por Euromaster basado en el caso real de una flota de 43 camiones.

De este ahorro total, solo con la permutación de los neumáticos con el objetivo de compensar el mayor desgaste de las delanteras respecto a las traseras, se puede alargar un 20% su vida útil, lo que supone un ahorro de 3.780 euros anuales.

Esta anticipación, que se puede lograr a través de la solución de mantenimiento preventivo de Euromaster, también incluye el rayado como una importante medida de ahorro, redibujando el neumático. Esta medida permite optimizar un 25% más el rendimiento kilométrico, aumentar la adherencia a la carretera y, por consiguiente, lograr un menor gasto de combustible. Todo ello provoca un ahorro para la flota de 2.642 euros anuales.

Además, el mantenimiento preventivo ayuda a minimizar las incidencias por pinchazo, hasta 14 veces menos al año, evitando la asistencia, que en el caso de producirse en una carretera fuera de España puede llegar a los 500 euros, con la consiguiente inmovilización temporal del vehículo.

El mantenimiento predictivo a través de soluciones tecnológicas que permitan la gestión eficiente de las flotas y conocer a fondo el estado general de los neumáticos consigue reducir en un 70% las paradas inesperadas y las asistencias en carreteras ocasionadas por un problema en los neumáticos, teniendo en cuenta que el vehículo haga sus revisiones periódicas correspondientes cada tres meses y los correspondientes revisiones de las presiones de las cubiertas.