Crece la inversion inmologistica en 2015

La contratación en Madrid si situará entre los 600.000 m² y los 650.000 m², una cifra inferior a la del año anterior.

Tras registrar un volumen aproximado de 500 millones en la primera mitad de 2019, la inversión en activos logísticos en España podría batir un nuevo récord por cuarto año consecutivo y alcanzar un volumen aproximado de 1.600 millones de euros a cierre del año, si se tienen en cuenta las operaciones ya en curso, tal y como refleja el informe sobre la situación del mercado logístico en España presentado por BNP Paribas Real Estate en el SIL.

El incremento del consumo y el auge del comercio electrónico repercuten directamente en la necesidad de contar con nuevas plataformas de almacenaje y distribución, lo que está provocando que actualmente se registren los máximos niveles de contratación e inversión en espacios logísticos, toda vez que el sector se encuentra en una fase de crecimiento consolidado, sobre todo desde los últimos dos años, en los que han registrado niveles de contratación históricos en Madrid, Barcelona y Valencia, los principales mercados del país.

A esta situación se suman las atractivas rentabilidades que en este momento ofrece el sector en comparación con otros más tradicionales, gracias en gran medida a la buena evolución de la economía del país y a las previsiones positivas para los próximos años.

El mercado madrileño

A este respecto, la consultora estima que la contratación en Madrid si situará entre los 600.000 m² y los 650.000 m², una cifra inferior a la del año anterior a no ser que se produzcan nuevas operaciones llave en mano de gran volumen en lo que queda de año, tal y como sucedió en 2018.

Así mismo, los operadores logísticos actúan como motor principal de la demanda en el mercado inmologístico madrileño que en los primeros meses de 2019 cuenta con una tasa de disponibilidad de un 5,9%, ligeramente superior a la de finales de 2018, y que se traduce en 502.600 m² disponibles en abril y una oferta futura a 18 meses vista de 615.500 m².

Por lo que respecta a las rentas en el mercado inmologístico madrileño, se observa un crecimiento contenido por la concentración puntual de la nueva oferta en desarrollos localizados en San Fernando de Henares y Getafe, que se coloca en una media de 4,4 euros por metro cuadrado y mes y en una cantidad de 6,2 euros por metro cuadrado y mes para rentas prime.

Barcelona y Valencia

Por su parte, en Barcelona y Valencia, las cifras superarán a las registradas en 2018 y previsiblemente alcanzarán los 500.000 m² y los 200.000 m² respectivamente.

En lo que se refiere a Barcelona, los usuarios finales dominan la demanda, mientras que un 42% de las operaciones registradas el año pasado han sido llave en mano, debido a la escasez de una oferta adaptada a las necesidades de la demanda en cuanto a tipología de inmuebles en este mercado, que se coloca con una tasa de disponibilidad de un 3% en los primeros meses de este mismo año, una cifra más o menos similar a la registrada a finales de 2018 y que se traduce en 180.000 m2 disponibles a finales de abril, lo que viene a indicar que la disponibilidad es residual en el arco local, con una oferta futura a 18 meses de 847.605 m2 que está prealquilada en un 50%.

presentacion-informe-bnp-sil-2019

En los dos últimos años se han registrado niveles de contratación históricos en Madrid, Barcelona y Valencia.

En el mercado catalán, las rentas seguirán ligeramente al alza en el primer arco, mientras que en el segundo y el tercero se observa una tendencia clara a la estabilización, que se traduce en unas rentas medias de 4,8 euros por metro cuadrado y mes que, en el caso de las ubicaciones prime asciende a los 6,8 euros por metro cuadrado y mes.

Valencia, por su parte, ha registrado en los tres primeros meses del año su mejor trimestre histórico, con una contratación de 128.248 m2, con Ribarroja como municipio que tira de la oferta y los nuevos proyectos en el mercado inmologístico valenciano, junto con Torrente y el sur de la capital.

El mercado inmologístico valenciano está dominado por usuarios finales, que suelen utilizar operaciones llave en mano. La disponibilidad de suelo inmologístico en Valencia se coloca, al igual que en Barcelona, en el 3%, para un volumen total de 53.000 m2 en abril pasado y una renta futura total de 151.300 m2 a 18 meses vista y unas rentas que en su rango inferior tienden a subir, mientras que las más altas se estabilizan.